5 Y 6 – LAS DIMENSIONES Y DONDE ESTAN EN NOSOTROS

¿QUÉ ES UNA DIMENSIÓN?

Una dimensión es un Nivel de Conciencia. Existen tantas dimensiones como niveles de conciencia. Si observamos los diferentes desdoblamientos que hace nuestra chispa desde el momento mismo en que sale del Absoluto veremos lo siguiente:

1

Ley

ABSOLUTO

2

Leyes

Primer desdoblamiento

3

Leyes

Segundo desdoblamiento

6

Leyes

Tercer desdoblamiento

SUPRADIMENSIONES

12

Leyes

Cuarto desdoblamiento

24

Leyes

Quinto desdoblamiento

48

Leyes

Sexto desdoblamiento

96

Leyes

Séptimo desdoblamiento

192

Leyes

Octavo desdoblamiento

384

Leyes

Noveno desdoblamiento

768

Leyes

Décimo desdoblamiento

1.536

Leyes

Onceavo desdoblamiento

INFRADIMENSIONES

3.072

Leyes

Doceavo desdoblamiento

6.144

Leyes

Treceavo desdoblamiento

12.288

Leyes

Catorceavo desdoblamiento

24.576

Leyes

Quinceavo desdoblamiento

Como podemos observar, en cada uno de los desdoblamientos se aumenta el número de leyes y la materialidad. A menor número de leyes mayor vibración, a mayor número de leyes mayor pesadez y materialidad.

SE CONOCEN SIETE DIMENSIONES BÁSICAS EN LA NATURALEZA:

Primera Dimensión: la Longitud o distancia entre dos puntos. El Tritocosmos o mundo de cada uno de los Átomos. Mundo de los monocerebrados. Todas las distancias. Medidas lineales: metro, kilómetro, vara, yarda, codo, etc., etc.

Segunda Dimensión: la Superficie o desplazamiento de una línea en el espacio. Todas las superficies o medidas de superficie: metro cuadrado, pie cuadrado, vara cuadrada, kilómetro cuadrado, hectárea, fanegada, etc., etc.

Son todas las superficies de las cosas o volúmenes. Y están dadas por dos dimensiones: largo por ancho o por alto. Sus medidas se dan así: m2, km2, hm2, etc.

En esta dimensión encontramos nuestra Personalidad y toda la superficialidad nuestra, las apariencias de los volúmenes, las formas físicas.

En esta dimensión encontramos todos los bicerebrados, los seres que poseen dos cerebros: cerebro emocional y cerebro motor-instintivo-sexual. Y que por carecer del tercero no pueden auto-realizarse aún.

Este es el mundo de las 96 leyes. Y es denominado el Limbo o Hall del Infierno.

Tercera Dimensión o del Volumen: todos los cuerpos o cosas con presencia física orgánica o inorgánica, con tres dimensiones: largo, ancho y altura. Aquí encontramos nuestro Cuerpo Físico, y todas las medidas son cúbicas: m3, cm3, dm3, hm3, etc., etc. Como podemos apreciar, en esta dimensión están contenidas las dos anteriores.

Aquí habitan todos los bípedos tricerebrados o animales racionales, equivocadamente llamados hombres, con sus tres cerebros. Pero que por tener los tres cerebros pueden auto-realizarse, humanizándose y desanimalizándose, en alguna de sus 108 existencias como humanos.

Esta Dimensión está manejada por 48 leyes, y las encontramos en cada una de las células representadas en los 48 cromosomas.

La importancia del cuerpo físico o material está en que es un condensador de Energía Creadora Sexual, y la puede transmutar al unirse con otra Tierra de símbolo contrario. Varón con hembra.

Cuarta Dimensión o Tiempo: es la duración de nuestro cuerpo físico o la duración de cualquier volumen. Aquí encontramos nuestro Cuerpo Vital, sujeto también a las 48 leyes del mundo físico. Es la parte superior de nuestra materia. El Cuerpo Vital o Etérico está constituido por cuatro éteres que son: éter químico, éter lumínico, éter de vida y éter reflector.

Este cuerpo representa nuestras Aguas, que son el 90% de nuestro cuerpo físico.

El tiempo al que nos referimos es el que media entre el nacimiento y la muerte.

En estas Aguas encontramos todos los átomos metálicos de nuestro sistema seminal, contenidos en el campo áureo. Y éstos son los que necesitamos regenerar y liberar.

Quinta Dimensión o Eternidad: al definir Eternidad encontramos también el tiempo, en forma continua, sin principio ni fin. Vemos así como la anterior dimensión está contenida en ésta. Por eso encontramos aquí el pasado, el presente y el futuro en forma continua. Vemos que todo lo que tiene pasado tendrá futuro y esto impide vivir el instante, de instante en instante.

En esta dimensión encontramos dos mundos: el mundo Astral y el mundo Mental, con sus cuerpos correspondientes, lo que manejan funciones diferentes y tienen sus características propias:

– El Cuerpo Astral maneja 24 leyes, es de naturaleza molecular y representa al Fuego o deseo, maneja el mundo emocional nuestro. Está controlado por las Salamandras del Fuego.

– El Cuerpo Mental maneja 12 leyes, es de naturaleza atómica y representa el Aire o sabiduría, y origina el intelecto nuestro. La forma de pensar de cada uno de nuestros átomos. Está controlado por los Silfos y Sílfides del Aire.

Sexta Dimensión: Realidad o Verdad, aquí encontramos lo que es, ha sido y será, los planetas del Cristo, los mundos electromagnéticos.

Encontramos también dos niveles diferentes como son:

– El Mundo Causal o de la Voluntad Consciente, en donde encontramos el Cuerpo de la Voluntad, regido por seis (6) leyes, con naturaleza eléctrica, formado por todos los electrones de nuestros átomos. Representa nuestro Verbo o Energía Creadora Sexual y todas las creaciones. Es el Alma Humana.

– El Mundo Búdhico o de la Conciencia, en donde encontramos el Cuerpo Búdhico, regido por seis (6) leyes, con naturaleza magnética, formado por todos los protones de los átomos (la razón de ser del Ser). Este cuerpo se encuentra levantado, no cayó. Es el Alma Divina.

Séptima Dimensión o Gran Realidad: aquí está el mundo de la Luz o mundo Átmico, nos encontramos con nuestro Íntimo, sujeto a tres (3) leyes. Es de naturaleza fotónica, lo más bajo a lo que puede llegar nuestro Ser, pues él viene del mundo de la anti-materia. Es el Principio Crístico en cada uno de nosotros. Es nuestro Guerrero particular. El Cuerpo Átmico tampoco cayó, se encuentra levantado en cada uno de nosotros.

Como podemos ver, en la medida que subimos las dimensiones son más livianas. Las naturalezas: celular, etérica, molecular, atómica, electrónica, protónica y fotónica.

DÓNDE ESTÁN EN NOSOTROS:

Asiento de las Dimensiones y de los Cuerpos en los Centros de la Máquina Humana

Estudiemos cuidadosamente esto:

Cada Dimensión es un nivel de Conciencia. En la medida que vamos recuperando las Aguas el nivel de esa Conciencia va subiendo por la médula espinal, vértebra por vértebra y cuerpo por cuerpo.

Cada uno de los cuerpos maneja una dimensión diferente. Sin haber creado determinado cuerpo no es posible manejar determinada dimensión.

La materia prima para la creación de cualquiera de los cuerpos es la Energía Creadora Sexual. Esta energía se encuentra contaminada por los diferentes yoes que se nos manifiestan día a día. Por lo tanto, hay que descontaminar la energía de cada día trabajando diariamente.

Los cuerpos se crean en la práctica sexual (Nacimiento). Trabajamos durante el día equilibrando centros con la auto-observación, impidiendo que los yoes agoten la energía, para así poder disponer de Energía Creadora Sexual para la transmutación sexual. En la noche copulamos para fijar la energía ahorrada.

Si entendemos que cada cuerpo tiene sus propias Aguas o Mercurio, y que cada uno debe pasar por su propio proceso, comprenderemos que el ascenso en los niveles de Ser es lento y progresivo.

La conquista de las dimensiones nos permite gobernarlas con un menor número de leyes cada vez. Esta conquista se hace en el Abismo trabajando nuestra propia energía sexual, sacando la luz o sabiduría de las tinieblas.

Con el trabajo en los Tres Factores se lleva a cabo toda la conquista de las Dimensiones:

  • La Muerte nos permite liberar la Conciencia y purificar la Energía Creadora Sexual.
  • El Nacimiento en el sexo nos permite la creación de los Cuerpos Existenciales del Ser.
  • El Sacrificio por la Humanidad permite la desegoistización y el despertar del Amor, que es la única Ley del Absoluto.

CONCLUSIONES:

  • No es posible ascender en las Dimensiones Superiores sin eliminar lo pesado y grotesco de nuestra personalidad.
  • No es posible tener representación real en una Dimensión sin haber creado el Cuerpo correspondiente.
  • Vinimos al planeta Tierra para auto-realizarnos y lograr la Conciencia plena. Esto sólo es posible bajando a las Infradimensiones, donde se encuentra atrapada el 97% de nuestra Esencia o Conciencia.
  • Sin trabajar sobre nosotros mismos no es posible crear nada.
  • Es necesario también conocer los métodos para ir comprobando esas dimensiones, mientras hacemos las distintas creaciones:
    • Para ir de la tercera dimensión a la cuarta se utilizan los estados Jinas.
    • Para ir de la tercera dimensión a la quinta se utilizan los Desdoblamientos.
    • Para ir de la tercera dimensión a la sexta y séptima se utiliza la Meditación.

Es necesaria la práctica de estos métodos para poder comprobar y conocer en forma directa estas dimensiones.

Anuncios